El vertedero Duquesa es un crimen ambiental producto de la corrupción

El incendio en el vertedero de Duquesa puso en evidencia el descuido en materia de manejo de los desechos sólidos del gran Santo Domingo. El incendio que desde hace dos días se desató afecta con el humo emitido a los residentes de Santo Domingo Norte, Oeste y el Distrito Nacional.

No es justo que los ciudadanos preocupados por proteger sus vías respiratorias de la amenaza del Covid-19, ahora también se enfrenten al aire contaminado que invade todos los hogares. Este es un crimen ambiental producto de la corrupción gubernamental. Las autoridades son cómplices de los negocios turbios ligados a los desechos sólidos que impiden que tengamos un relleno sanitario moderno y aire puro.

Las autoridades del PLD de este municipio, antes René Polanco y ahora Carlos Guzmán, han fracasado desde el 2016 en abordar una solución sostenible para el vertedero; pero tampoco el propio gobierno dirigido por Danilo Medina ha podido resolver el problema a través del programa Dominicana Limpia y la Comisión Presidencial para la Reestructuración del Vertedero a Cielo Abierto de Duquesa creada con el decreto 21-20.

Este es el mejor ejemplo de la incapacidad gerencial de los alcaldes oficialistas y la falta de voluntad del Poder Ejecutivo en cooperar para resolver un problema fundamental para garantizar la salud de los habitantes del gran Santo Domingo.

A varios meses de conformada esa Comisión Presidencial para la Reestructuración del Vertedero no ha coordinado con el Ministerio de Obras Públicas la rehabilitación del espacio en el que opera el vertedero, ejecutar un cierre técnico eficiente, comenzar la construcción de un relleno sanitario y mucho menos cumplir la promesa de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) de poner en funcionamiento la planta para la captación y el tratamiento de los lixiviados.

Duquesa y todos los vertederos a cielo abierto de la República Dominicana son una verdadera bomba de tiempo medioambiental que amenaza la salud de todos los ciudadanos. El Poder Ejecutivo no ha mostrado interés en aportar los recursos para construir una infraestructura de manejo de desechos sólidos moderna, confiable y rentable para los ciudadanos.

Para nosotros este es un problema prioritario, porque no es posible que un país que se dice moderno maneje el 97% de los residuos en botaderos ineficientes y peligrosos como Duquesa.

El Gobierno debe asumir esta situación junto a los gobiernos locales disponiendo los recursos que corresponden por ley, para invertir en los equipos adecuados para recolectar los desechos por separado; además, educar a nuestra población en la cultura de clasificación de desechos y, sobre todo, aplicar el régimen de consecuencias a cualquier incumplimiento de la norma.

En el mundo actual, los desechos sólidos no son desperdicios, sino materias primas para producir rentabilidad económica. Por eso nosotros tenemos un plan integral para abordar este problema de manera definitiva. Los dominicanos tienen la oportunidad ahora de cambiar el descuido de años por una preocupación verdadera por los verdaderos problemas de los dominicanos.

Luis Abinader
#LuisContigo
Candidato Presidencial
Partido Revolucionario Moderno

Leave A Comment